viernes, 3 de diciembre de 2010

Arte asturiano


Características a aplicar a todos los edificios


Edificios: iglesias y palacios:

San Julián de los Prados

Mandada edificar por Alfonso II el Casto entre los años 812 y 842, dentro de un conjunto que incluía también un palacio, termas y otras dependencias, al parecer sobre una antigua villa romana. Es la iglesia de mayor tamaño que se conserva de todo el prerrománico español, prototipo de la influencia del arte romano en los modelos constructivos asturianos.
Construida en aparejo de mampostería  con sillares en las esquinas, tiene planta basilical de tres naves separadas por arcos de medio punto sobre pilares cuadrados, con tres ábsides separados, pórtico a los pies y una gran nave de transepto, tan ancha y de mayor altura que la nave central. Esta nave está separada de la central por un muro en el que se abren un arco de triunfo y dos ventanas.
Su imagen exterior, a pesar del tamaño de la nave de crucero, es de gran equilibrio en la composición de volúmenes que presenta el conjunto de las naves, de bastante más altura la de crucero que la central y ésta que las laterales, los tres pórticos y la cabecera tripartita. Las diferencias de altura entre los elementos estructurales han permitido abrir ventanas de mucho mayor tamaño que en las iglesias de la época visigoda, decoradas con celosías de cerámica.

En su interior, destaca la amplitud espacial que produce la anchura de la nave central, la luminosidad que proporcionan las ventanas, poco habitual en los monumentos medievales anteriores al gótico y la profundidad que proporciona la vista del ancho crucero y los arcos de los ábsides a través del arco triunfal que comunica con ella.
Otro elemento que llama inmediatamente la atención es el conjunto de pinturas que cubrían todo el interior del templo y de las que aún se conserva una parte muy significativa. Todas ellas son alegóricas a la “Jerusalén celestial”

Planta y alzado de S. Julián de los Prados

Sta María del Naranco:

Ramiriense,  S. IX. Primero Palacio, después convertida en iglesia


Planta


Alzado
En el exterior nos encontramos con un edificio rectangular con tejado a dos aguas, sobre un zócalo de piedra, que visualmente consta de tres zonas horizontales, separadas por franjas en piedra de otro color, de las que la primera corresponde a la nave inferior y las otras dos a la superior. El conjunto así creado produce una gran sensación de verticalidad




En el interior, la sala de recepciones, cubierta con bóveda de cañón, sujeta por arcos fajones, que apoyan sobre un dintel en el muro. Arcos de descarga de medio punto peraltados apoyan en columnas sogueadas, contribuyendo al sostenimiento de la pesada bóveda.
Repasito en vídeo

video 


Santa Cristina de Lena

En esta iglesia, también ramiriense, destaca sobre todo el impresionante "iconostsio" de piedra que separa el presbiterio de la nave del templo. Cuatro columnas corintias soportan tres arcos peraltados y sobre éllos, un muro con celosías rematado en rosca. En el intercolumnio central una losa de piedra ricamente decorada con motivos vegetales.
La planta

...y el vídeo

video


San Salvador de Valdediós


Consagrada por Alfonso III "el magno" en el año 893, como parte de un convento, allí vivirá sus últimos años "retirado" por sus queridos hijos...


En este templo hay algunas novedades destacadas: un pórtico lateral en el lado sur, que se convertirá en un elemento básico en el románico, y arquillos de herradura en las ventanas (clara influencia islámica, traída por los mozárabes).

Aquí te dejo lo mismo pero explicadito, para completar...

No hay comentarios:

Publicar un comentario